Los beneficios de aprender jugando

Los beneficios de aprender jugando

Una de las máximas de nuestra escuela infantil en Málaga es que los niños aprendan y que lo hagan, además, jugando. Ya tendrán tiempo cuando sean más mayores de sentarse en un escritorio delante de libros cuya información luego tendrán que aprenderse para plasmar un día a una hora concreta en un examen. Cuando son pequeños, han de aprender jugando, ya que tiene muchos beneficios, como vamos a explicar en las siguientes líneas de esta entrada.

La importancia del juego en niños pequeños es algo que está demostrado por diversos estudios y es algo que practicamos en el Centro De Educación Infantil Piola. No en vano, el juego en sí mismo tiene componentes intrínsecos de los que ni siquiera nos damos cuenta y que resultan sumamente motivadores. Si los adultos juegan a las cartas, seguro que no querrán perder. Pues lo mismo ocurre con los niños cuando son pequeños, que fomenta la competitividad, solo que además se trabajan emociones, el sentido de la autonomía, la relación con los demás, se trabajan las recompensas o los retos, entre otros.

Está demostrado que utilizar el juego en el aprendizaje en la escuela infantil en Málaga permite alcanzar un nivel de conocimiento general un 11% más alto, un nivel de  desarrollo de habilidades 14% más alto y un 9% mayor en la tasa de retención que los que utilizan otros métodos. Los juegos funcionan gracias a la retroalimentación del progreso inmediato al alumno y lo hacen, además, sin ser conscientes de que están aprendiendo y divirtiéndose. Por último, los juegos proporcionan un ambiente seguro para fracasar, lo que en los niños es fundamental.